domingo, 18 de junio de 2017

MOUSSE DE SANDÍA

Con el calor que está haciendo por en casi cualquier punto de España os traigo una receta fácil, deliciosa y muy rápida y le podemos dar un toque muy fashion como dice mi hija y muy de moda con los unicornios, o podéis hacerla en copas o vasitos que tengáis por casa, siempre aprovechando lo que tengamos en casa, esta receta os puede servir para postre, para alguna merienda que tengan los niños en casa, cumple o celebración y lo mejor es que no vais a tardar nada en hacerla y tan fresca que os va a encantar,  la receta es de Eva Arguiñano. 

Ingredientes: 

125 ml de zumo de sandía ( licuado sin pepitas ) 
3 cucharadas de leche condensada 
500 ml de nata montada 
Fondant para el cuerno y las orejas 
Sprinkles de colores de diferentes formas 
Colorante dorado 

Primero trituramos la sandía en mi caso ( 230 gr ), y luego pasamos por el colador para que nos quede un zumo fino, le añadimos la leche condensada y mezclamos bien, y poco a poco vamos mezclando con la nata montada, reservamos un poco para la decoración. 
Ponemos en unos vasitos y ponemos en la nevera unas 2 horas para que tenga consistencia, mientras hacemos las decoraciones de fondant. 
Primero hacemos un churro, lo doblamos por la mitad y enrollamos los dos estremos hasta conseguir un cuerno, con colorante alimentario pintamos de dorado el cuerno. Para hacer las orejas ponemos solo tenemos que hacer unos triángulos y el centro lo pintamos de dorado. 
Cuando esté firme la mousse podemos poner las decoraciones, un poco de nata, el cuerno, las orejitas y los sprinkles, el vasito lo he decorado con un rotulador permanente para hacer los ojos y los mofletes y hacerlo muy kawaii, y ya lo tenemos listo, la verdad que quedan muy bonitos y deliciosos, de seguro que sí los probáis os encantan para cualquier ocasión, espero que los hagáis y os gusten, gracias por leerme y dulces besitos a todos.



sábado, 10 de junio de 2017

TIRAMISÚ DE CEREZAS

Estamos en plena época de cerezas y tenemos que aprovechar esta deliciosa fruta para hacer maravillosas recetas con ellas, podéis ver más recetas con cerezas aquí: angel food cake de cerezaspetite siusse de cerezas, y tartaletas de cerezas .
Pero hoy os traigo una refrescante a la par que deliciosa, un tiramisú con un toque afrutado que os encantará, de verdad, que se convertirá en uno de vuestros postres favoritos, tanto por el poco tiempo de elaboración que conlleva, como en lo delicioso que queda, la receta es adaptada de la receta de tiramisú casero familiar titamisú casero clásico .

Ingredientes: 

100 gr de mascarpone 
60 gr de azúcar 
100 gr de mermelada de cerezas 
25 gr de azúcar 
10 ml de whisky si lo van a tomar niños obviarlo  
1 gota de colorante rojo alimentario 
1 clara de huevo 
1 yema de huevo 
140 gr de cerezas deshuesadas 
50 gr de bizcohitos para tiramisú  
Azúcar coloreado para espolvorear 

Lo primero qué debemos hacer es deshuesar las cerezas y reservarlas. 
Aligeramos la mermelada con el agua y lo ponemos en un plato hondo y reservamos. 
Mezclamos el queso, el azúcar, el whisky con una cucharada de mermelada, reservamos en la nevera. 
Montamos la clara y después mezclamos con el queso con movimientos envolventes.
Ponemos un poco de la crema en la base de nuestro recipiente, vasito o lo que os guste. Vamos mojando los bizcochos en la mermelada aligerada, y por último ponemos las cerezas deshueadas y troceadas, y repetimos el proceso hasta terminar la crema, dejamos enfriar en la nevera unas 2 horas hasta que coja cuerpo, antes de servir espolvoreamos con azúcar coloreada, es un postre que es delicioso pero al llevar el huevo es preferible que lo consumamos en el mismo día de su realización, no creo que eso sea ningún problema en cuanto lo probéis, porque de verdad que es un auténtico placer para las papilas gustativas, espero que lo hagáis y me digáis que os ha parecido, muchas gracias por estar ahí y leerme, dulces besos a todos.


domingo, 4 de junio de 2017

TARTA CHARLOTA CON CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

Hoy os traigo otra receta que queda de alta repostería y que se puede hacer en casa sin muchas complicaciones. 
La tarta charlota o carlota es una tarta de origen francés, que se elabora con bizcochos soletilla, yo no pude encontrar y he utilizado los bizcochos que se utilizan para hacer tiramisú os pueden servir igual, los utilizamos para forrar los bordes de la tarta y si queréis también podéis utilizarlos para la base, yo he hecho una capa de bizcocho, depende de vuestro tiempo, ya veréis qué fácil y resultona es esta tarta. 

Ingredientes base bizcocho: 

1 huevo M
115 gr de azúcar 
115 gr de harina 
70 ml de leche 
70 ml de aceite 
5 gr de levadura química 

Precalentamos el horno a 180 grados. 
Batimos el huevo con el azúcar, hasta que blanquee un poco y esté más espumoso, entonces añadimos el aceite y la leche y seguimos mezclando. Tamizamos la harina y la levadura y añadimos y seguimos batiendo. Ponemos papel de horno en la base de nuestro molde, en mi caso de 20 cm para que sea más pequeña que en el molde que vamos a utilizar, y horneamos 20 minutos, dejamos enfriar y desmoldamos en una rejilla. 

Ingredientes tarta charlota: 

1.100gr de chocolate blanco ( 100 gr ) para decorar los bizcochos 
1 kg de nata para montar 
16 láminas de gelatina 
1 sobre de gelatina de fresa 
125 gr de frambuesas 
200 ml de agua 
Colorante rojo para chocolate 
200 gr de bizcochos para tiramisú 

Primero de todo hacemos la gelatina de fresa, ponemos un cazo a hervir y cuando hierva añadimos la gelatina de fresa, mezclamos bien y forramos un molde de 18 cm con film transparente y cuando esté templada la gelatina la vertemos y rerigeramos unas 2 horas para que solidifique, mientras vamos a decorar un poco los bizcochos.  
Derretimos 100 gr de chocolate blanco en el microondas y cuando esté fundido añadimos colorante rojo para chocolate, mezclamos bien y vamos bañando los bizcochos hasta la mitad, ponemos la base de bizcocho abajo del molde, ponemos los bizcochos alrededor y reservamos. 
Ponemos la nata a hervir, hidratamos las hojas de gelatina, troceamos el chocolate y cuando la nata empiece a hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate mezclando bien, hasta que esté bien fundido, entonces añadimos la gelatina hasta que se disuelva por completo, dejamos enfriar un poco y ponemos la mitad en la base. Dejamos enfriar en la nevera, hasta que cuaje, ponemos la gelatina de fresa encima y luego añadimos poco a poco el resto de crema de chocolate blanco, dejamos enfriar por completo, desmoldamos, decoramos con las frambuesas y servimos, es un postre frío que os encantará sin lugar a dudas, espero que os guste y lo hagáis, dulces besos a todos y gracias por estar ahí y leerme.